Otra de espías, pero no una cualquiera


Hoy quiero hablaros de una serie que acaba de estrenar segunda temporada y que ha sido todo un éxito de audiencia y público, además de recibir multitud de premios para sus actores principales, Claire Danes y Damian Lewis. A él lo hemos podido ver en las series Life o Hermanos de Sangre y a ella en películas como Las Horas o Los Miserables.

Con una producción impecable y unos actores y actrices espléndidos, Homeland nos introduce en el, tan explotado, mundo de los espías a través de la agente Carrie Mathison que inicia investigación al reaparecido sargento de la marina Nicholas Brody. Un militar desaparecido y dado por muerto durante ocho años en los que la vida de su familia y amigos han tomado unos rumbos que se ven alterados súbitamente por el inesperado y fortuito rescate del sargento Brody.

El regreso de Brody plantea nuevas tramas al margen de la principal y motivo de la investigación. Su mujer Jessica, interpretada por Morena Baccarin que ha encarnado a la malvada Anna en V y que ha lucido un peculiar vestido en la última entrega de los Emmy (lo tenía que decir, así como el pequeño, pero simpático, incidente de la coprotagonista de Modern Family, Sofía Vergara). ¿Debe renunciar a su “nueva vida” sólo por el hecho de que su marido, dado por muerto ocho años atrás, haya regresado inesperadamente? ¿Tiene que seguir todo igual que cuando se marchó? Y todo esto sin desviar la atención de la trama principal, ¿Puede un prisionero sobrevivir ocho años  y mantener intacto su patriotismo y su lealtad? La agente Mathison se sumerge en esa reflexión al margen de la Agencia y nos hace vivir momentos intensos influidos en parte en su pequeño gran secreto.

Y es que Showtime ha acertado al adaptar la serie israelí “Hatufim, prisoners of war” que narra la historia de tres familias que tienen sendos parientes secuetrados en el Líbano y que, diecisiete años después, regresan con distinta suerte. Homeland, es una magnífica serie al estilo de las grandes producciones de Hollywood, un escenario de luces y sombras que abarca las relaciones entre la familia, las de la política/terrorismo e incluso las que encierran los atormentados personajes de este excelente trabajo que termina la primera temporada de doce capítulos con una “final season” extra largo y un cliffhanger que dejará a muchos con ganas de más. Por suerte ya tenemos aquí la segunda temporada.

Y no sólo por su impecable producción merece la pena ver esta serie, sino también por las cuestiones que plantea y la falta de pudor a la hora de plantear diferentes perspectivas de un mismo término, el terrorismo. Da igual cómo se le llame o quien lo ejecute, la serie aborda las diferentes situaciones de un mismo hecho dejando entrever que no todo es lo que parece ni nadie está a salvo de la sospecha.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s