Malditos SPOILERS!

 

La primera vez que me topé con un SPOILER, fue en 1991 durante  el estreno  de Thelma y Louise, por aquellos entonces no creo que ni el término se hubiera acuñado. Imaginad mi cara cuando me desvelaron un detalle crucial de esta película minutos antes de entrar a verla.

Ya ha llovido mucho desde entonces y ahora el término Spoiler es tan conocido como odiado. Nuestra sociedad ha sufrido interminables cambios transformadores, y las tecnologías y las redes sociales han impulsado dichos cambios. Eso nos ha facilitado el acceso a nuevos contenidos televisivos y a qué como usuarios/as controlemos los tiempos de visión de esos productos.  Luego están las plataformas digitales y los canales menos ortodoxos de acceso a series que facilitan el visionado incluso, en la misma  franja horaria del país de  emisión.

Darth Vader Spoilers

Una locura, vamos!

Es fantástico y horrible a la vez si no se tienen en cuenta los tiempos de emisión y los contenidos que desvelamos y que pueden arruinar a otros usuarios que aún no han visto el capitulo/s en cuestión.

Dicho así, parece una exageración lo que planteo aquí, pero a medida que crecen los foros de aficionados a las series, como blogs, grupos de Facebook, la difusión de contenidos en redes sociales y los medios de comunicación escritos, es casi imposible seguir una serie y no ser víctima en algún momento de un Spoiler que nos arruine la serie que estamos viendo.

Un ejemplo de esto que os cuento, es lo sucedido la semana pasada y la noticia que publicaba El Periódico de Catalunya sobre JUEGO de TRONOS, y que evidentemente no desvelaré , pero que os podéis imaginar, si sois seguidores de la serie por dónde puede ir…

Hay una ley no escrita entre los que somos seriéfilos, que dice que está prohibido entrar en Tumblr por ejemplo los lunes, tras la emisión de THE WALKING DEAD o JUEGO de TRONOS, os lo prometo, esto es así 😉

Hay una impunidad absoluta por soltar spoilers no sé bien porqué. En el caso de los medios de comunicación escritos, supongo que es en ánimo de ser los primeros en adelantarse y dar la primicia, sin pensar que a quién va dirigida la misma, rehuimos de ese tipo de información. En el caso de otros seriéfilos, debe ser por un ansia más basada en el postureo de ser los primeros en conocer el desenlace crucial de una trama, o simplemente pasarnos por la cara que ellos/as lo saben y el resto no.

No digo que sea fácil pero debería instaurarse una cierta ética, aunque incluso para mi es confuso, en ciertos momentos…

¿Por qué, cuando caduca un spolier? ¿Cuándo podemos decir que un spoiler ya no es considerado como tal? ¿Contar a día de hoy el final de Thelma y Louise, sería spoilear como hace 20 años atrás? 

Bueno no tengáis muy en cuenta estas reflexiones sobre spoilers en forma de alegato bloguero y en defensa de todos/as  aquellos/as que se han “comido” un spoiler alguna vez en su vida.

Va por vosotros!!  😉

Anuncios

Historias de una generación perdida

A medida que uno va conociendo el mundillo de las series y se va dando cuenta del backstage de la industria (de saber quién es quién, de apreciar los estilos de las grandes y pequeñas cadenas), se da cuenta de la importancia de una cadena como la HBO. Todo un referente en el panorama audiovisual moderno. Y ese faro de creatividad, reivindicación, crítica e inconformismo nos ha proporcionado un nuevo proyecto de manos de Lena Dunham que produce, escribe, dirige y protagoniza, que además es comedianta y bloguera. Todo ello le ha proporcionado un renombre en los USA la oportunidad de ofrecernos esta comedia dramática a través de la HBO.

Girls nos cuenta el día a día de cuatro amigas veinteañeras en la ciudad de Nueva York. Podría parecer que estuviéramos hablando de Sexo en Nueva York pero no, nada más lejos de la realidad. “Va sobre chicas que no son de Nueva York pero crecieron viendo ‘Sexo en Nueva York’ y fueron a vivir ese sueño, y ahora que han llegado las cosas son definitivamente distintas”, explicó su creadora. La serie se centra en Hannah (Dunham) una veinteañera que quiere escribir un libro de sus experiencias vividas a la que sus padres dejan de mantener de repente y se ve sin un céntimo y sin trabajo en la gran ciudad de Nueva York, además de estar enamorada de Adam, encarnado por Adam Driver, el cual la trata como a una follamiga más.

Por suerte no estará sola y contará con el apoyo y la ayuda de su amiga Marnie, interpretada por Allison Williams, asistente en una galería de arte y compañera de piso que tiene un novio al que ha dejado de querer y continúa con él por el simple hábito de rutina. Y también están las primas, que podríamos decir que son el contrapunto cómico de la serie aunque todas y todos tienen sus momentos. Shoshana, Zosia Mamet, es la prima teleadicta a los realities y cuya única preocupación es su virginidad, mientras que Jessa, Jemima Kirke, es la prima bohemia recién llegada del viejo continente y a la que todo le importa un bledo.

Pero, ¿de qué va realmente Girls? Lena Dunham tiene la oportunidad de reflejar la realidad de una generación precaria, carente de oportunidades y complicaciones sexo-sentimentales que aprenden a caminar por la vida alejándose de los clichés y estereotipos a los que la sociedad es bombardeada constantemente. Girls nos muestra como es la sociedad vista por cuatro amigas, cuatro mujeres tan diferentes y amigas a pesar de todo, mujeres auténticas que no cumplen los cánones físicos de belleza y no les importa. Girls es también una crítica al sistema con unos diálogos espléndidos, de los que hay que leer entrelíneas, que reflejan la complejidad de la vida con sus contradicciones. Una serie de sonrisas más de que de carcajadas con situaciones que llegan a alcanzar el patetismo pero que no distan mucho de la vida real. Diez capítulos de menos de media hora, que no os podéis perder, de la mano de una de las promesas del panorama audiovisual estadounidense y que, según dicen, está llamada a convertirse en la sucesora de Woody Allen.