PENNY DREADFUL

El título de esta serie hace referencia a un tipo de publicación de ficción terrorífica que se vendía en Inglaterra durante el siglo XIX: eran historias que se distribuían por fascículos al precio de un penique. Por esto también se conocían a estos libretos como «los horrores de penique»

penny-dreadful-536cc8651ff7cY ese es el espíritu que ha pretendido John Logan, el creador de la serie, mantener en todo momento. Penny Dreadful es una delicia para los amantes del terror gótico al más puro estilo de la narrativa de Poe o me atrevería incluso nombrar al mismísimo Lovecraft. 

Ambientada en un oscuro y enigmático Londres Victorano,  dónde confluyen los más famosos personajes de ficción de toda la narrativa de terror conocida: Víctor Frankenstein, Drácula, Dr.Jekyll… componen parte de este elenco coral,  dónde monstruos y humanos se entrecruzan en una historia dónde el bien y el mal tiene un papel fundamental.

Sir Malcom Murray (Timoty Dalton) junto con la  ayuda de la vidente Vanessa Ives, una increíble (Eva Green) emprenden una cruzada personal con el único propósito de rescatar a la hija del Aristócrata,  Mina Harker, que ha sido raptada por un misterioso ser, surgido de lo más profundo de las entreñas del Averno. Para ello contratan los servicios del pistolero a sueldo Ethan chandler (Josh Hartnett) y de un  joven Doctor Frankenstein.

Penny-Dreadful-Season-2-Official-picture-penny-dreadful-38386847-3900-29304
Penny Dreadful  nomelotomenenserie.com 

 

Como veis la conjugación de personajes está exquisitamente elegida y a lo largo de las temporadas va hilvanándose con una naturalidad que no deja indiferente.

Dorian Gray, Dr. Jekyll, Dracula, Van Helsing, Jack el Destripador… Como coetáneos y sujetos de los más absolutos y terroríficos fenómenos paranormales.

Pero Penny Dreadful ante todo es una serie introspectiva. Cuida de manera delicada a todos y cada uno de sus personajes, dónde éstos nos muestran a la par que su fragilidad humana, su inequivocable megalomanía y su superioridad manifiesta, digna de un Dios.  A pesar de ello, son las dos caras de un crisol a riesgo siempre de quebrarse y hacerse añicos.

También es poesía y sensibilidad,  como si la misma Jane Austen susurrara entre líneas alguno de los diálogos. No en vano el encuentro entre Vanessa y un atormentado Proteus (un fantástico Rory Kinnear) en el hospicio,  es uno de los momentos más hermosos y conmovedores de este terrorífico y caótico universo.

Cabe destacar que en este éxito algo ha contribuido la huella de J.A Bayona, director de los 2 primeros capítulos (un piloto escalofriantemente descriptivo) como director invitado en la 1ª temporada y esperamos con muchas ganas los capítulos dirigidos por Paco Cabezas pertenecientes a la recién estrenada 3ª temporada, rodada en parte, en tierras Almerienses.

Como colofón a esta alegoría participativa de nuestros talentosos directores se ha de sumar el arte plástico de Pablo Matilla, (http://www.conceptarts.com)  autor del cartel que daba a conocer el estreno de la última temporada.

penny-dreadful-season-3-trailer-darkness-will-soon-be-upon-us_1

Después de este despliegue de talento patrio es imposible no sentir cierta debilidad por esta serie, que sin duda mejora capitulo tras capitulo y en cuyo enigmático camino nos adentramos durante el transcurso de la misma.

Como siempre nos seguimos leyendo siempre en estas líneas…. 😉

Anuncios

BREAKING BAD vs DEXTER

828620983_1378311973

Superada ya la resaca por la pérdida de 2 de las mejores series que nos ha dado la década, tenemos la imperante necesidad de expresar nuestra opinión al respecto de estas 2 grandes joyas de la pequeña pantalla.

Nos referimos como podéis estar imaginando a DEXTER y BREAKING BAD.

AMC y SHOWTIME , dos cadenas a priori desconocidas, que nos permitiréis la observación se han abierto paso y siguen muy de cerca a nuestra queridísima e idolatrada HBO, con unas producciones increíbles, recordemos The Killing, The Walking Dead y Homeland.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero en este caso son necesarias, comparar BREAKING BAD con DEXTER, es pretender mezclar el agua con aceite, y en esta mezcla para nosotros BB siempre quedará por encima de Dexter.

Pero vayamos al fondo de la cuestión:

El 1 de Octubre de 2006, llegó a nuestras pantallas Dexter una serie innovadora con un argumento muy potente e  innovador,  con un protagonista que debía estar a la altura del argumento y resaltar por encima del reparto coral, a la par que no les debía ofuscar, tarea difícil donde las haya.

Un hematólogo forense, asesino en serie por necesidad, ya que su innata psicopatía es reconducida  por su padre desde bien pequeño, a través de un código moral pulcro, basado en erradicar el mal a través de la eliminación de todos aquellos criminales que se han escapado de la justicia.  Incapaz de amar y de sentir amor , cumple con todos los protocolos y códigos sociales de la vida ordinaria de un ser humano y pasea entre el resto de su entorno social mi entizado como tal.   consultar en el siguiente enlace la ficha técnica

Al otro lado del cuadrilátero se encuentra Walter White un profesor de química suplente en unbreaking-bad1 instituto de la ciudad sureña de Albuquerque, que compagina este trabajo como docente con el de lavacoches a tiempo parcial  en un lavadero local.

Sacar adelante a su familia es la principal tarea de Walter. Sobrepasada la mediana edad, va ser padre por segunda vez.  ( consultar nuestro post dedicado a esta serie publicado el 12/10/2012 disponible aquí)

Dos escenarios muy similares, cálidos, Miami y Albuquerque, como cómplices de todas la tramas sucedidas, agobio, sofoco, pasión, han contribuido de manera importante a crear un clima perfecto.

dexter-dibujo-01Ocho temporadas nos ha regalado Showtime con Dexter como nuestro psicópata asesino en serie preferido, con una línea argumental de calidad que no continuó más allá del ecuador de la serie. Nuestro protagonista no ha caminado sólo durante el transcurso de la serie, ha tenido varios alter ego de compañeros de viaje, TRINITY es nuestra opinión el mejor de ellos. Showtime tuvo unos intentos fallidos de recuperar su esencia conciertas tramas muy atractivas pero no muy bien ejecutadas ( véase la temporada 6 con Colín Hanks y Edward James Olmos) donde se produce un hecho transcendental y abrupto que da un giro de 360 a todo lo anteriormente sucedido.

Me es imposible  no hablar de su simplista y mediocre final, una despedida agridulce para los que hemos continuado la serie esperando ese gran final que cerrara de manera exquisita el circulo hasta la fecha incompleto. Nada más lejos de la realidad la pequeña obra de arte al final ha tenido un lugar en un bazar barato de tres al cuarto y no al museo de las series al lado de tantas otras joyas como “The Soprano”, “The Wire” etc…

Menos mal, que con AMC nos hemos desquitado y hemos olvidado este sabor agridulce  con el final de Breaking Bad, correcto, perfecto, conclusivo, en fin, satisfactorio 100 por 100 para con los fans de Walter White y Jesse Pinkman. Era inevitable que me viniera a la memoria el final de “Six Feet Under” qué tan  también me hizo sentir.

Si me permitis la osadía metafórica, al igual que en ese ultimo capitulo, vemos como se van alejando estas dos series que han cumplido con su ciclo televisivo hacia el horizonte, para encontrar su sentido en la retina de muchos otros aficionados a las series.

Otra de espías, pero no una cualquiera

Hoy quiero hablaros de una serie que acaba de estrenar segunda temporada y que ha sido todo un éxito de audiencia y público, además de recibir multitud de premios para sus actores principales, Claire Danes y Damian Lewis. A él lo hemos podido ver en las series Life o Hermanos de Sangre y a ella en películas como Las Horas o Los Miserables.

Con una producción impecable y unos actores y actrices espléndidos, Homeland nos introduce en el, tan explotado, mundo de los espías a través de la agente Carrie Mathison que inicia investigación al reaparecido sargento de la marina Nicholas Brody. Un militar desaparecido y dado por muerto durante ocho años en los que la vida de su familia y amigos han tomado unos rumbos que se ven alterados súbitamente por el inesperado y fortuito rescate del sargento Brody.

El regreso de Brody plantea nuevas tramas al margen de la principal y motivo de la investigación. Su mujer Jessica, interpretada por Morena Baccarin que ha encarnado a la malvada Anna en V y que ha lucido un peculiar vestido en la última entrega de los Emmy (lo tenía que decir, así como el pequeño, pero simpático, incidente de la coprotagonista de Modern Family, Sofía Vergara). ¿Debe renunciar a su “nueva vida” sólo por el hecho de que su marido, dado por muerto ocho años atrás, haya regresado inesperadamente? ¿Tiene que seguir todo igual que cuando se marchó? Y todo esto sin desviar la atención de la trama principal, ¿Puede un prisionero sobrevivir ocho años  y mantener intacto su patriotismo y su lealtad? La agente Mathison se sumerge en esa reflexión al margen de la Agencia y nos hace vivir momentos intensos influidos en parte en su pequeño gran secreto.

Y es que Showtime ha acertado al adaptar la serie israelí “Hatufim, prisoners of war” que narra la historia de tres familias que tienen sendos parientes secuetrados en el Líbano y que, diecisiete años después, regresan con distinta suerte. Homeland, es una magnífica serie al estilo de las grandes producciones de Hollywood, un escenario de luces y sombras que abarca las relaciones entre la familia, las de la política/terrorismo e incluso las que encierran los atormentados personajes de este excelente trabajo que termina la primera temporada de doce capítulos con una “final season” extra largo y un cliffhanger que dejará a muchos con ganas de más. Por suerte ya tenemos aquí la segunda temporada.

Y no sólo por su impecable producción merece la pena ver esta serie, sino también por las cuestiones que plantea y la falta de pudor a la hora de plantear diferentes perspectivas de un mismo término, el terrorismo. Da igual cómo se le llame o quien lo ejecute, la serie aborda las diferentes situaciones de un mismo hecho dejando entrever que no todo es lo que parece ni nadie está a salvo de la sospecha.